Pasar página

ÁNGELA IRAÑETA.- (abril 2014)

Cinco nombres diferentes. Cinco planteamientos que comparten algo: la innovación. Cinco lugares que desmienten que librería es solo un lugar donde adquirir libros.

La librería Xalbador abrió en 1985. Llevaba nombre de bertsolari y era la segunda tienda de libros de la que ahora es la Fundación Elkar. En XXXX se añadió la palabra megadenda al nombre del establecimiento y en 2005 el rótulo de Xalbador Megadenda fue sustituido por el término “Elkar”, al igual que el resto de tiendas de la cadena.

Elkar significa juntar, reunir, eso es lo que desde el principio buscaban los fundadores de la antigua Xalbador. Patxo Abarzuza trabaja en la tienda desde el primer día y explica que el planteamiento de Xalbador fue algo novedoso: “Se montó para darle un espacio digno a los libros y discos de cultura vasca ─ mira a la pared forrada de cedés que tiene a su espalda y esboza una sonrisa ─. Bueno, discos no, en esa época eran LP y cassettes”. Explica que buscaban una librería grande y competitiva, con mucho fondo. A día de hoy almacenan entre 60.000 y 70.000 libros y alrededor de 5.500 discos y videojuegos.

Seguir leyendo “Pasar página”

Anuncios

Piel de Naranja

En Navarra se extiende la recogida de residuos orgánicos domésticos para cumplir con los objetivos de sostenibilidad marcados por la Unión Europea y la propia Comunidad Foral.

Andrea García Larumbe vive en el número cuatro de la calle Castilla la Mancha de Barañáin. Le toca recoger la mesa después de comer, separa los huesos del pollo y las mondas de la naranja para depositarlas en un cubito marrón que su hermana pequeña Irene decoró con pegatinas. Su padre, Juan Antonio, bajará esa noche a tirar el contenido de ese cubo a un nuevo contenedor cuya tapa, también marrón, se abre con llave. Es uno de los 78 nuevos contenedores colocados en el municipio para la recogida selectiva de biorresiduos, esto es, materia orgánica.

Seguir leyendo “Piel de Naranja”