El practicante

Las vigas del techo son de madera oscura, el suelo de parqué varios tonos más claro. Hay un par de ventanas por las que se ve el monte y de las paredes cuelgan ganchos para exponer cuadros que ahora, sin sostener nada, dan un aire de matadero a la estancia. Seguir leyendo “El practicante”

Anuncios