Neumonía

ÁNGELA IRAÑETA.- El artista navarro Abel Azcona fue detenido ayer tras pasear desnudo por el centro de Pamplona a modo de protesta por la precaria situación de la educación artística en Navarra. Ha protagonizado otras tantas performances que le han llevado a hormonarse para ponerse en la piel de una prostituta transexual, comerse el Corán o acabar en el hospital tras 42 días sin ver la luz del sol.

Seguir leyendo “Neumonía”

Él baila solo

ÁNGELA IRAÑETA.- (septiembre 2013)La temporada 2013-2014 de la Orquesta Sinfónica de Navarra ha comenzado esta semana en Baluarte con un programa variado compuesto por tres obras de estilos bien diferentes: romanticismo, nacionalismos mejicano y húngaro, todas ellas bajo la batuta de Manuel Hernández Silva. Silencio y hágase la música.

Seguir leyendo “Él baila solo”

Infierno

Hay una escena en la que se condensa el dramatismo sin necesidad de balas o sangre y sin apenas palabras. La pandilla entra en la taberna cantando y armando jaleo tras la cacería, uno de ellos se sienta al piano y comienza a acariciar las teclas. Los ruidos cesan y todos callan, atentos a la nostálgica melodía, que se convierte en un preludio triste de lo que vendrá a continuación, de la suma de los ruidos más horrendos: la guerra. El cazador (1978) es un drama que se convierte en un fantástico retrato de las emociones y debilidades humanas, además de un canto a la amistad y el heroísmo.

Seguir leyendo “Infierno”

Tres vidas, tres pasiones

ÁNGELA IRAÑETA.- (octubre 2013) Iosu Kabarbaien, Kurt Rahier y Óscar de Esteban son completamente distintos pero todos tienen algo en común: aman lo que hacen.

 

Iosu Kabarbaien tiene 52 años y está en paro. Es un hombre flaco y canoso que destila energía y pragmatismo, no está agobiado por no tener trabajo. Su escritorio está ocupado pro dos pantallas de ordenador y un centenar de folletos y papeles, diseña un cartel para una obra de teatro que estrena con su grupo en diciembre. Seguir leyendo “Tres vidas, tres pasiones”

La mirada del desierto

Pistolas, caballos, sombreros vaqueros y arena por doquier: todo apunta a un western. Pero el italiano Sergio Leone confeccionó una película (Once upon a time in the west, 1968) que va más allá, que habla de justicia y lucha, de ambición y de venganza. El desierto es el marco para las vidas de unos personajes que buscan seguir adelante en el oeste y que no saben dónde acertará la siguiente bala.

Seguir leyendo “La mirada del desierto”

Apagar la guerra Fría

Tras la II Guerra Mundial Alemania queda partida por la mitad: a un lado la Kremlin Cola y al otro el imperio del Tío Sam. En esta comedia monocromática Billy Wilder consigue hacerse con la sonrisa del espectador a través de unos personajes muy definidos y una constante dialéctica entre comunismo y capitalismo que se traduce como una caricatura de ambos sistemas. “Al diablo con Khruschev”. “Al diablo con Frank Sinatra”.

Seguir leyendo “Apagar la guerra Fría”

Billar y castigo

El film de Robert Rossen puede resumirse en una escena, esa en la que la cámara graba a Sarah vagando entre el gentío de una fiesta con la única compañía de una copa, con una expresión ausente digna de las figuras de los cuadros de Edward Hopper. Como ella, todos los personajes de la película están perdidos, a cada uno le falta algo, ya sea amor, confianza o compasión, y todos participan en esta coreografía en blanco y negro en la que los débiles caen. Más allá de las mesas de billar, El buscavidas es un drama que desemboca en la redención, pero ese es el último paso de baile de una verdadera danza de la muerte.

Seguir leyendo “Billar y castigo”